Anatomía de un despropósito

Nota: Las personas que no sean de Punta Umbría o no tengan mucho contacto con el pueblo no entenderán el sentido del artículo.
Tanto el título como la idea del post está basado en el libro Anatomía de un Instante de Javier Cercas. Eso sí… el post no tiene nada que ver con el libro.

Decía Marx que la historia suele repetirse, primero como una tragedia y pasado un tiempo vuelve como una comedia. Lo que nunca se pudo imaginar Marx es que un mismo personaje sería primero el protagonista de la tragedia y pasado unos años sería el actor principal de la comedia. Ese pro-hombre capaz de llevar a cabo tal proeza es el ex-alcalde y actual candidato del PP de Punta Umbría: Jose Carlos Hernandez Cansino.

Podría poner varios ejemplos con los que ilustrar, con Jose Carlos, la máxima de Marx pero nos vamos a centrar en uno (al menos en este artículillo). Concretamente en la extraña costumbre que tiene el candidato para presentarse en aquellos actos en los que no está invitado y con ello hacerse la víctima.

Antes de ser alcalde Jose Carlos se presentó en una cena relacionada con la feria de la gamba de Punta Umbría. Al no tener invitación amáblemente se le dijo que no podía entrar. Este hecho, de lo más tonto, no solo hizo que Cansino pusiera en el punto de mira a un trabajador del ayuntamiento que lo único que hacía era cumplir una orden, sino que sirvió para meterse en el papel de vícitma. En el pueblo muchos apoyaron a Cansino por este hecho. Que si el alcalde era un dictador por no permitir la presencia de un político de la oposición, que si el pueblo era un cortijo del PSOE… eran los comentarios habituales que se empezaron a escuchar tras esta tonta anécdota.

Siendo Cansino Alcalde volvió a repetir la jugada. En un restaurante del pueblo un empresario, que actualmente es el alcalde por el PSOE, daba una cena a los jugadores del equipo de fútbol local. Esta cena era y es una tradición desde hace años. Jose Carlos se presentó en el restaurante con la cámara de televisión para que grabase la, más que presumible, negativa por parte del responsable del restaurante a que entrase en él. Principalmente porque la cena era un acontecimiento privado… pero Jose Carlos pensado que ser alcalde es sinónimo de tener derecho de pernada en todo el pueblo, tenía la facultad de entrar.

Hasta aquí la tragedia… tragedia porque los 4 años de Cansino fueron tal para el pueblo. Consiguió dividirlo en dos hasta límites nauseabundos. Hoy en día aún quedan rescoldos de esa fractura… o eso es lo que él cree…

Pasaron los años y en la actualidad Cansino vuelve a usar la misma estrategia. Hace unos meses en un acto contra la violencia a las mujeres Cansino quiso leer un texto en dicho acto. Tuvo la negativa, dado que en la actualidad Casino no es ni concejal en la oposición, renunció a tal puesto en un acto más propio de un berrinche de niño mal criado que de un hombre que se cree con la facultad de gobernar un pueblo. Como digo, a Cansino le negaron leer su texto en dicho acto, algo que sabía de antemano que ocurriría. Tras terminar el mismo se fue corriendo a su página de Facebook para contar lo sucedido. Sí… a su página de Facebook fue a llorar. Aquí volvemos a ver las miras de gran estadista que tiene el alcaldable popular. En su página mintió… dijo que una trabajadora del ayuntamiento le dejó leer pero que esta trabajadora recibió ordenes para que le negasen participar en el acto. Una vez más vemos como Cansino mete a trabajadores, los más débiles dentro del escalafón municipal, puesto que pueden ser los más vulnerables, para jugar al victimismo.

En dicha página de Facebook los seguidores más fieles de Cansino pusieron el grito en el cielo por este “lamentable” suceso. Fueron los únicos. El resto del pueblo, en su mayoría, decía que era lógico que no participase, que para eso estaban los concejales del PP…

Pasan el tiempo y llegamos a Navidad… el ayuntamiento celebra una comida para la tercera edad… Cansino no estaba invitado… pero a falta de una cámara de televisión se presenta en dicha cena con una cámara de fotos (y para rematar no era ni una reflex). Allí monta un altercado que termina con una denuncia. Cansino amenazó a los vigilantes muncipales que le negaron la entrada. Amenazas ratificadas por la Guardia Civil…

Como vemos la tragedia se convierte en comedia… pero de las malas. Pero no caigamos en el error de pensar que Cansino es un político con pocas neuronas. No, para nada. Las tiene y muchas, pero es de ese tipo de personas que sabiendose que son listos piensan que los demás no están a su altura y por eso los puede manipular a su antojo. Me explico: Cansino sabe que estos numeritos los puede hacer en acontecimientos locales, ya que el espectáculo no saldría del pueblo. El fin de semana pasado se celebró en Punta Umbría el mundial de Cross… ¿Creeis que Cansino se presentó en el acto de apertura o clausura reclamando usar el micrófono?

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s