Clases de Catalán, el Senado y la madre que nos parió.

El Lunes pasado comencé las clases de català. Aunque aquello más bien parecía la sede de la ONU pero sin pinganillos traductores. Mali, Bolivia, China, Senegal, Colombia…Pero no fue esto lo que me llamó la atención. Lo sorprendente está en que somos unos 25 y tan solo 4 españoles ( una señora de Huelva, dicho sea de paso ). Me niego a creer que la inmensa mayoría de las personas que llegan a Cataluña sean extranjeras. Me da que el problema es el de siempre…y no viene su origen en el “odio” hacia Cataluña, que digo yo, que si están viviendo aquí será por que han querido (salvando algunas excepciones). El motivo es creerse superior. Me explico: durante siglos, el hombre siempre se ha creido superior a la mujer. Basándose en sabe dios que motivo, el hombre siempre ha dado por hecho que es más listo y está mejor preparado. En el momento en el que se le dieron a las mujeres las mismas oportunidades para prepararse que el hombre, hemos visto como estas han empazado a escalar rápidamente. Si no están aún más arriba es por las trabas que nosotros les ponemos. Mientras nosotros nos dormíamos en los falsos laureles, ellas hacían lo que hay que hacer: prepararse.

En la actualidad esto mismo ocurre con los inmigrantes. Pensamos que ellos son inferiores, que aquí tan solo vienen coger fresas y limpiarnos la basura. Pero en el momento que se le da la oportunidad de prepararse, ya sean cursos gratuitos – como este de catalán -, o cualquier facilidad para formarse y vamos a comprobar que en un plazo de 10 años, como mucho, esos inmigrantes que pensábamos que eran unos muertos de hambre ignorantes van a empezar a ocupar puestos que jamás imaginamos.

Esto no lo digo como una crítica hacia los inmigrantes, todo lo contrario. Ole, los huevos de todo aquel que hace lo posible por formarse, por no conformarse con lo que tiene y aspirar, no a más, sino a realizar lo que le gusta y espera de esta vida. Esto es una crítica a nosotros, los españolitos que nos llevamos todo el día quejándonos de todo en vez de hacer algo. Hacer algo con nosotros mismos, claro.

Hoy en Twitter y otras redes el tema del día es el uso de las distintas lenguas del Estado en el Senado. La gran mayoría dice que es un gasto superfluo en estos tiempos de crisis. Sí la lengua es cultura y estamos poniendo trabas a las distintas culturas que hay en España mal vamos. Por no decir que gastos superfluos en tiempo de crisis son el desfile de la pascua militar, la entrega de iPhones y iPads a los diputados (creeís que pagarán de su bolsillo las aplicaciones que se descarguen?), el no uso de programas libres en la administración, el uso de vehículos oficiales, los viajes de lujo a costa de las arcas municipales,…

Como siempre caemos en la trampa. Los medios nos dicen cual es el nuevo enemigo y vamos a por él sin pensar un segundo. Ya hemos olvidado la ley sinde, el cambio de edad en la jubilación, incluso el paro, que por cierto, es curioso que en un país con más de cuatro millones de parados se queje la gente de que Senado contratará a varios traductores.

Lo ideal sería que en la escuela nos enseñansen euskera, catalán, gallego… No te digo hablarlo a la perfección, nos hemos llevado toda la vida con el ingles y sabremos mucha gramática pero lo de conversar o ver una película original… Por no decir que lo más lógico en un país es que su máximo representante sepa hablar en las distintas lenguas de su reino, en este caso.

Y dejando el politiqueo de lado decir que la primera clase ha ido más o menos bien. Ya se presentarme (Jo soc l´Abraham) , preguntar por el nombre (Com et dius? , o preguntar como se dice algo en catalán (Com es diu…?) y varias cosicas más. El curso de iniciación dura hasta marzo, además de las clases me he autoañadido de deberes el leerme el primer libro de Harry Potter en catalán. Que sepa la gente que aquí se puede trabajar perféctamente sin saber catalán. De igual forma que el chino que hay al comienzo de la calle Ancha de Punta Umbría no tiene ni papa de español, aquí uno sin catalán si mueve sin problema. Salvo puestos específicos en las ofertas de trabajo no te piden el catalán. Pero como siempre es mejor alimentar los mitos…

Es lo que pasa cuando no nos enteramos bien y preferimos seguir en el error en vez de preguntar.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Clases de Catalán, el Senado y la madre que nos parió.

  1. itziarazo dijo:

    Crec que tens molta raó. M’ha agradat molt el post. Gràcies =)
    *Creo que tiene mu´con. Me ha gustado mucho el post. Gracias =)

  2. Zam dijo:

    Pues si es un gasto tonto habiendo una lengua común oficial, eso no quita que no haya gastos peores, una cosa no quita la otra.

    En lo de la superioridad de los inmigrantes y eso me he perdido, el español no aprende idiomas si puede evitarlo por que semos asín de vagos y chulos, paece mentira.

    Respecto aprender una lengua, yo creo que es casi obligatorio aprender las que se hablan en el sitio donde quieres o vas a vivir, te enriqueces, te integras y respetas el entorno. Po enga.

  3. Maika dijo:

    Ole tus huevos, andaluz. De acuerdo en casi todo. Me alegra que todavía estés tan optimista (me cambiaba por tí), pero son muchas las ofertas en las que se requiere el idioma, eso no puedes negarlo. En cualquier caso, un placer leerte, y un placer tu opinión;) Gracias!

  4. marc dijo:

    Me gusta lo que cuentas y como lo cuentas. Ánimo con el catalán!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s