Una Obsolescencia Feliz y ¿el comienzo de algo?

Ayer noche emitieron en La 2 un estupendo documental llamado Comprar, tirar, comprar – por si no lo visteis pinchad aquí -. Dicho documental generó una gran cantidad de tuits en Twitter ( no va a ser en el chat de Terra ), creo que llegó a ser TT. A parte del tema en sí appledel documental, me llamó la atención que muchos no conocieran el tema de la duración de la batería del iPod. Está claro que en Internet uno puede encontrar de todo, pero la gran mayoría entramos siempre en las mismas webs; y desde que las redes sociales se han apoderado de nuestros ordenadores, son en ellas donde pasamos gran parte del tiempo que invertimos navegando.
A parte de esto, y de lo curioso que resulta como la gente se sorprende al ver en un documental lo que ya sabemos ( con el sistema que tenemos es lógico que se fabriquen medias que no duren ), me quedé con una de las imágenes finales. En ella se veía a una persona mirando el mar. Disfrutando de la “nada”, si es que al mar se le puede llamar nada, y de como esta acción se está perdiendo. Hoy en día es raro el salir a pasear sin llevar encima un reproductor de mp3, o el móvil. Hoy en día es raro estar sentado en un banco de un parque o en un paseo marítimo mirando el paisaje en vez de la pantalla. Estamos perdiendo la capacidad de disfrutar de lo que nos rodea sin más. Necesitamos “enriquecer” una experiencia que de por sí ya va sobrada. Todo esto lo dice uno que se engancha el iPod cada vez que sale a la calle, y bien cierto es que uno consigue tener la mente en blanco. Igual es lo que busco, o lo que ellos quieren que yo busque. Suena algo conspiranóico lo sé, pero resulta que hace unos meses releyendo Un Mundo Feliz, se me quedo en la mente la parte en la que explican como se crean juegos para llevarse al campo. De como las flores de por sí son feas puesto que están en la naturaleza per se. El disfrutar de un paisaje no servía para que las fábricas funcionasen y por lo tanto no producía nada, y el no producir es de sociedades no avanzadas.
A esto hemos llegado en la actualidad. Ya no se va a la playa a tomar el sol y punto. Necesitamos ese complemento que nos hace mejorar la “experiencia” pero que realmente su única función es ayudar a que se sostenga el sistema económico actual.

Y hablando de economía, lo principal es tener un trabajo ( a falta de 6 aciertos en la primitiva ). Hoy he tenido una entrevista de trabajo, como conté en un anterior post. ¿Cómo ha ido la cosa ? Pues estupéndamente bien. He sido seleccionado, pero no descorchemos aún el cava. Mañana echo el día en la oficina viendo en que consiste el trabajo desde dentro. Tras esto me quedará pasar una última entrevista y si todo sale bien, terminaría firmando el contrato. Toquemos madera.
Esta tarde tengo que comprarme una corbata. Uno se vino a Hospitalet sin ella, y sobre todo, sin un padre que le haga el nudo. Menos mal que en youtube uno encuentra unos videos tela de majos donde te enseñana a anudarte tan arcaica prenda de vestir.

Esta tarde tengo que llamar a las clases de catalán. Me apunté al turno de mañana, mientras no tuviese trabajo era el mejor turno. Tendría que empezar mañana a las 9 y media, pero va a ser imposible ir, así que espero me puedan pasar al turno de tarde, sino mal empezamos…

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Una Obsolescencia Feliz y ¿el comienzo de algo?

  1. Pingback: Tweets that mention Una Obsolescencia Feliz y ¿el comienzo de algo? | Un andaluz en Polonia -- Topsy.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s